Detrás de Escena:

Alex De La Iglesia, presentará en Argentina, su último filme “Las Brujas de Zugarramurdi”

El martes 5 de noviembre estara en Buenos Aires, el reconocido realizador Alex de la Iglesia (“El día de la Bestia”, “La comunidad”)  para impartir una clase magistral y presentar un día después, a manera de preestreno absoluto, su más reciente película, “Las brujas de Zugarramurdi” que aquí distribuira Alfa Films con el titulo abreviado de “Las Brujas”.

La pelicula se desarrolla en un pueblo navarro, con el mismo nombre, muy conocido por la cuevas en la que según la Inquisición se reunían brujas a hacer aquelarres en el siglo XVII, y por este motivo ajusticiaron a 12 vecinas en 1610.

Mario Casas y Hugo Silva encarnan a dos hombres desesperados que deciden atracar una tienda de «Compro Oro». Desgraciadamente, José, el protagonista, un divorciado, tiene que llevarse a su hijo Sergio, de ocho años, al atraco. Antonio, otro de los atracadores, pierde el coche porque su mujer se lo ha llevado para hacer la compra. Tienen el botín, una bolsa con 25.000 anillos de oro, pero no tienen un pobre vehículo con el que escapar. Entonces paran un taxi que conduce Manuel, otra víctima de una situación conyugal insatisfactoria. ¿A dónde huir? ¿a Marruecos? Difícil pasar con el taxi, de modo que deciden escapar a Francia, porque José, además, le ha prometido a Sergio que vivirán en Disneylandia. Así pues, de camino entran en los bosques impenetrables de la Euzkadi profunda, tierra de akelarres y sorgiñas, y terminan cayendo en las garras de una horda de mujeres enloquecidas que se alimentan de carne humana.

La anterior cinta del director vasco, “La chispa de la alegria” no llego a estrenarse comercialmente en Argentina, y la anterior “Balada triste de trompeta”  llego con muchos meses de retraso, por lo que el estreno de este filme, a solo unas semanas de su proyección en España, es motivo de festejo para los seguidores del cineasta.

A manera de anticipo, compartimos con ustedes, el detras de escena, y algunos secretos de rodaje de este filme plagado de humor castizo, sangre y cinfilia.