Cine Retro:

Las Tortugas Ninja: del caparazón a la pantalla grande

Todo comenzó con un cómic en blanco y negro, creado por Kevin Eastman y Peter Laird, y publicado bajo el sello de Mirage Studios.
Con un estilo de dibujo de contrastes muy marcados que recordaba a los trabajos de Frank Miller, el cómic pretendía en un principio ser una parodia de varias novelas gráficas de moda en el momento, como la serie “New Mutants” de Marvel, así como las obras de Miller “Ronin”, ambientado en el japón de los samurais (de hecho la portada del primer número de las Tortugas es una parodia de la del comic de Miller), y una serie de comics de “Daredevil” en los que la trama giraba alrededor de una serie de clanes ninja que luchaban por hacerse con el control de Nueva York.
Debido al éxito de los diversos productos derivados de la franquicia, pronto sus creadores se vieron obligados a contratar a artistas invitados, que trajeron mayor heterogeneidad a las historias.

Y de allí a la pantalla grande y pequeña, los subproductos y juguetes, hubo sólo un paso. Las Tortugas se convirtieron en verdaderos iconos de la cultura pop, ganándose un lugar de privilegio junto a otros pesos pesados de la época como Los Transformers o los Power Rangers.

Ahora, que regresan en una cinta plagada de efectos y de gran presupuesto, es momento propicio de hacer un poco de historia y descubrir como estos cuatro héroes con nombres renacentistas lograron conquistar a las audiencias del mundo.