A solas con las Estrellas:

Adam Sandler nos habló de “Misterio a bordo”

“Misterio a bordo” sigue la historia de un policía interpretado por Sandler y su esposa (Jennifer Aniston), una peluquera amante de las novelas de misterio. La pareja cumple el postergado sueño de tomar unas vacaciones en Europa y en el vuelo, un millonario los invita a un cumpleaños íntimo en el yate del multimillonario Malcom Quince (Terence Stamp). Y cuando el anfitrión es asesinado la comedia de enredos se combina con el filme detectivesco. Cada uno de los invitados tiene sus propios motivos para asesinar al magnate.  El grupo de sospechosos está integrado por el sobrino despechado (Luke Evans), la joven esposa del difunto (Shioli Kutsuna), su hijo (David Walliams), la actriz Grace Ballard (Gemma Arterton), el coronel Ulenga (John Kani), su guardaespaldas (Ólafur Darri Ólafsson), y el corredor de Fórmula 1 Juan Carlos Rivera (Luis Gerardo Méndez).

En Ciudad de Méxicoentrevistamos a Adam Sandlery al actor azteca Luis Gerardo Méndez, protagonista de “Club de cuervos”, la primera serie hecha en español por el gigante del streaming.

Adam, un sello distingue tus películas, con gags potentes pero no elegantes. ¿Este estilo se hace presente acá?

Sí, no muy elegante… Soy un tipo jodón en la vida y trato de ser así en mis interpretaciones.

Luis, ¿estabas nervioso de compartir set con dos referentes de la comedia como Adam Sandlery Jennifer Aniston?

Sí, estaba aterrorizado. Estaba muy nervioso porque crecí viéndolos. Crecí viendo Friends, crecí viendo las películas de Adam. Entonces de pronto estar en el set con ellos, viéndolos a los ojos, reconociendo mi comedia en ellos, porque mucha de mi escuela de comedia viene de haberlos visto. Era una experiencia muy surreal pero fascinante. Un círculo perfecto de la vida, de cómo empezás disfrutando de una comedia en tu infancia, luego estás dedicándote a eso y empezás a trabajar con estos que ahora son tus colegas y antes eran tus ídolos.

Y Adam, hablemos de tu reunión con Jennifer tras 8 años de “Una esposa de mentira”, ¿es más fácil compartir protagónico con una actriz que ya conocías?

Con Jennifer nos queremos mucho en la vida real, y como estábamos interpretando a un matrimonio, nos ayudó mucho. Tenemos una hermosa química porque me hace reír mucho cuando estamos cerca y ella dice que algunas veces yo logro el mismo efecto en ella. Algunas veces.

“Misterio a bordo” nos invita a recorrer lugares paradisíacos de Italia y Canadá. Allí se suceden persecuciones en auto, disparos en las pintorescas calles de Lago de Como. ¿Cómo fue la experiencia de rodaje?

Genial, como unas vacaciones. Luis aprovechó cada lugar. Yo tenía que volver con los niños.

Sí, es cierto, como mi personaje es un corredor de autos, en Mónaco grabé en el Gran Premio, en la carrera de verdad. En los vips con Lewis Hamilton y las Spice Girlsy todas estas celebridades. Y tuve la oportunidad de estar en el auto, así que sí, fue una experiencia surreal grabar en esas locaciones. Y, por supuesto, Italia. Hermoso. Además, Adam y Jennifer vivieron el estilo de vida de George Clooney, fueron a su casa. Yo no estuve invitado, tuve que comer en la habitación del hotel.

Adam, sos el rey de Netflix por tu popularidad, ¿qué considerás que la plataforma sumó a tu carrera?

Algo de dinero. No, hablando en serio, es genial cuando tu película se estrena y cada país alrededor del mundo tiene la oportunidad de verla. Ha sido fantástico. Ha sido muy lindo, me encanta mi relación con ellos. Tengo amigos como Ted Sarandos, quien me llevó a Netflix y es una persona encantadora. Adora las películas, las comedias y me siento muy cómodo.

Desde que Sandler firmó un acuerdo de producción con Netflix en 2014, el servicio de streaming estrenó cuatro largometrajes (The Ridiculous 6, Los doble vida, Sandy Wexler y La peor semana) y un especial de comedia. Para finalizar, el exitoso actor y productor invitó a embarcarse en este nuevo estreno: “Si no tienen nada que hacer y quieren reírse, entretenerse, sentir cierto romanticismo y confundirse no se la pierdan. Los problemas son de primera pero los detectives son de segunda”, concluyó en spanglish.