A solas con las Estrellas:

Entrevista con la leyenda de Hollywood, Clint Eastwood

Como actor fue el cowboy mas emblemático de los spaghetti wésterns, se puso en la piel de Harry El sucio, se escapo de Alcatraz, viajó al espacio, enamoro a generaciones de espectadores que suspiraron por el en Los Puentes de Madison y le dio vida a varios tipos rudos de la pantalla grande.

Como cineasta, demostró ser un artista inigualable. Ganador de dos premios de la Academia como director por Los Imperdonablesy Millon Dólar Baby, desde hace dos décadas filma una película por año, la gran mayoría de ellas, verdaderas “obras maestras”

Ahora, en la puerta de los noventa años, Clint Eastwoodestrena El Caso Richard Jewell, la historia real de un guardia de seguridad que impide un atentado terrorista y luego es acusado por el FBI y los medios de ser parte del complot para hacer estallar una bomba. En Los Ángeles, el cineasta, una verdadera leyenda viviente nos recibió junto al protagonista de su filme Paul Walter Hauser.

¿Cuál fue tu primera reacción cuando leíste la verdadera historia de Richard Jewell? ¿Qué te gustó de la historia, por qué la elegiste para hacer una nueva película?

Es una historia fascinante que me generó mucha intriga… alguien que es falsamente acusado y su historia es siempre intrigante. Esta especialmente porque el sujeto es coronado como héroe y tres o cuatro días después ya no es más tan heroico y luego vive varias semanas bajo sospecha. Está dado para una película dramática. Creo que una persona íntegra, que vivía con su madre, un buen ciudadano, que da lo mejor, al punto de detener autos y ese tipo de cosas. Él quería ser un oficial de policía, podría haber sido uno bueno. Su bonanza no fue premiada con los eventos que siguieron.

¿Paul cómo fue trabajar en una película dirigida por una leyenda?

Es emocionante. Es gracioso llamar a tu familia y amigos y verlos reaccionar en tiempo real cuando les decís… Porque mi familia desde “lo bueno y lo malo”, hasta las películas más modernas… hemos visto sus películas por años. Somos fans y me escucharon hablar sobre mi deseo de trabajar con él toda mi vida. Entonces, un escenario tan soñado, en el que hay muchos reporteros y no querés ser redundante sino traer algo nuevo. Pero fue bueno porque estábamos todos en la misma página y en la misma historia y no había egos, o personas alrededor tratando de tomar el control. Éramos nosotros apareciendo cada día como equipo, buscando encontrar y sacar lo mejor y eso incluía a todos. Desde Steve Campanelli, nuestro brillante camarógrafo, a nuestro diseñador de set, incluso en post producción tenían experiencia trabajando con Clint y estaba bueno contar con esa experiencia.

Sí, es verdad. Las falsas noticias juegan un papel importante en el caso de Richard, ¿creés que las noticias falsas son uno de los mayores problemas de estos tiempos?

Creo que pueden serlo, tienen la habilidad para serlo. Cada vez que se toma un atajo hay algo que queda colgando. Si estás en el negocio de las noticias, lo que las hace falsas es cuando pensás que no necesitás la noticia e inventás la historia. Ese es el problema que tenemos en la sociedad hoy, pero sigue habiendo gente ahí afuera con ética, que siguen protocolos regulares e investigan. Investigar y reportar es importante. Odio ver cuando se abusa de eso, pero sucede, esperamos que la verdad se siga en estos momentos. No sé…

Creo que hay responsabilidades en ciertas profesiones, hay ciertas cosas a las que deben prestarse atención. Creo que contar historias o la política o educar niños, requieren de una gran responsabilidad. La esperanza es que más allá del crecimiento de las redes sociales y la flexibilidad de toda esa información, la gente siga siendo responsable y sepa que lo que hace tiene un efecto. Y los efectos en el caso de Richard Jewell fueron desastrosos y seguimos lidiando con ellos hoy.

La última. Filmás una película al año, ¿cuál es el secreto de tu energía? Sos un super héroe.

Yo solo disfruto trabajar. Si tenés la propiedad, si tenés el material y lo querés hacer está bien. Pero si no lo tenés y estás lidiando con eso, yo no lo haría. Porque si no lo vas a hacer bien, lo mejor es no hacerlo. Pero sí.. Te energiza el material. Yo estuve tras esta propiedad por cuatro años con diferentes estudios y tuve un trato para hacerlo algunos años atrás pero luego se cayó. Y dije voy a hacer un último intento y funcionó. Es la aventura de este negocio, no es rutina, es diferente todo el tiempo.