A solas con las Estrellas:

A solas con Ben Schwartz y James Marsden por “Sonic”

Sonic, el famoso erizo azul de SEGA vive su primera aventura en la pantalla grande en esta película que combina tanto acción real como animación digital. En esta adaptación cinematográfica basada en la conocida saga de videojuegos, Sonic hace gala de su habilidad para correr a la velocidad del sonido. El personaje azul no estará solo, pues contará con la ayuda de su amigo humano Tom Wachowski (James Marsden)

En Los Angeles Marsden y Ben Schwartz (quien le pone la voz a SONIC) nos recibieron a solas para hablar de la película.

Es tan cool y raro ver a Sonic en la pantalla interactuando con personas. ¿Cuál fue su primera reacción cuando los llamaron para esta película?

James Marsden: Levanté la mano. Yo crecí jugando videojuegos, con todos estos personajes. Eran él, era Mario. En televisión, en nintendo 64, en todas las consolas. Mi mamá me llamaba para ir a comer y yo le decía dejame terminar, dejame pasar este nivel primero. Ser parte de eso y llevarlo a una película con Jim Carrey, etc fue una oportunidad maravillosa.

Como un sueño hecho realidad.

Sí.

¿Fue difícil encontrar la voz de Sonic?

Ben Schwartz: Yo era un gran fan del videojuego de chico. Es un niño muy movedizo. Y la actitud que tiene en estos juegos, la energía que ves, la velocidad y es gracioso, como una persona. Yo pensé, si puedo traer eso a la voz, un pequeño niño que quiere hacerlo bien, ser parte de la vida de las personas y conectar con otros seres humanos, ser divertido… ahí podía buscar mi propia versión de como eso sonara. Eso es lo que hice, usé su velocidad en la manera en que habla, en como ama las cosas y en como quiere salir a la vida… y la gente tuvo una respuesta muy buena lo cual me hace muy feliz.

¿Cómo describirías la relación de Tom y Sonic?

James Marsden: Creo que eran una pareja rara cuando se conocieron al principio. Sonic lo miraba a Tom y quería ser su amigo lo que lo llevaba a una vida un poco solitaria. Una pelota que explotaba porque se sentía tan curioso por este humano al que observaba y sobre el mundo, quería verlo todo. Y Tom quiere salir de ese pequeño pueblo en el que vive, cree que hay más sentido fuera de ese lugar, más sentido para él. Cuando se conocen, accidentalmente se podría decir, comienzan a ayudarse mutuamente en sus propios viajes. Y en ese viaje que se hace cercano y empiezan a disfrutar de la compañía, hacen reír al otro y de repente se hace difícil decir adiós.

Se vuelven grandes amigos que es lo que Sonic quería desde un comienzo y lo que Tom lentamente también quiso. Y comenzaron a necesitarse y a aprender el uno del otro.

Tenes mucha experiencia doblando pero, ¿qué es lo más difícil de interpretar a un personaje solo con la voz?

Ben Schwartz: Sinceramente, hay momentos en que el personaje tiene actividad muy alta y necesitás gritar… porque cuando hacés eso, perdés la voz porque la forzás por horas… así que en términos físicos es eso. Pero también tiene tantas cosas positivas porque creas un personaje y podés ser una loca versión de vos mismo porque cualquier cosa que haga será animada. Yo hago que Sonic se anime. Es algo hermoso trabajar con los animadores que son increíbles. Puedo hacer o decir algo y ellos lo plasman en el personaje, entran mis caras y acciones en la película. Es muy lindo verlo y hacerlo

¿Es difícil como actor trabajar con un personaje hecho en CGI como compañero?

James Marsden: Sí, ya lo había hecho algunas veces pero no es algo fácil. Como actor te alimentás de lo que recibís del otro actor, podés sentir los ritmos de la escena, las formas y toma vida cuando ves al otro a los ojos. Pero acá no tenes una verdadera conversación con alguien, tiene que estar en tu imaginación y anticiparte a lo que se va a crear, quizá les doy una linea que crea algo nuevo. Si digo esto quizá hago que aparezca un chiste del otro lado.  Es un ejercicio en donde nos complementamos. Pero sí, estás mirando a la nada. Imaginás lo que pensarán las personas viéndote con este tipo de comportamiento.

Mucha imaginación.

Ben Schwartz: Lo hace muy  bien, es increíblemente difícil.

Sí, te ves como un loco.