AL CENTRO DE LA TIERRA

Antonio es un hombre de 70 años que vive en un pueblito del norte de Argentina. Tiene un plan, intenta transmitirle a su hijo José, de 10 años, un legado para cuando él ya no esté. Le enseña el oficio de camarógrafo amateur, editor y entrevistador, herramienta fundamental para continuar la investigación y realizar su video, su “película”. En cambio, Reina, su hija de 12, está por entrar en la pubertad y parece no estar incluida en esos planes ¿Pero de qué se trata la investigación? ¿Todos han visto en el cielo lo mismo que él? ¿Qué es lo que impulsa realmente a este humilde hombre a emprender una exploración épica en la Puna? Un film de tradiciones y… OVNIs.

Protagonistas:

Director/a:

DANIEL ROSENFELD

Género:

Documental

País de Origen:

Argentina

La belleza de Los Valles Calchaquies sirve de marco para esta historia de amor paterno/filial y pasión por lo desconocido. El director Daniel Rosenfeld nos presenta a Antonio Zulueta un hombre que cree en la vida extraterrestre y en los objetos voladores no identificados. Pero no es un talibán, desde joven ha tratado de juntar pruebas, filmaciones en granoso súper 8 que ahora son un legado de su obsesión.

A lo largo del metraje el apasionado ufologo se encontrara con un prócer del genero: Favio Zerpa, que como ya dijo Calamaro siempre “tiene razón” (aunque algunas afirmaciones no le gusten a Zulueta)

Hay investigación de campo, en zonas de avistares y aterrizajes de naves, vuelos en helicópteros que engrandecen los paisajes naturales, y charlas con personajes que creen en las teorías conspirativas y el Área 51.

Cuánto es real y cuánto ficción en el filme es lo de menos, Antonio persona/personaje es demasiado carismático como para romper la magia del registro documental. Pocas veces un filme ha contado una historia tan atrapante y tan bien fotografiada con tan escasos recursos. Porque aunque se adivina que es una producción pequeña, la trama, los interpretes y la puesta la transforman en una experiencia gigante.
Un filme que sin ser de otro mundo, funciona como una oda a los soñadores y los utópicos buscadores de lo desconocido.

Volver