EL BEBÉ DE BRIDGET JONES

Bridget Jones (Renée Zellweger) ha decidido comenzar una nueva etapa alejada de los excesos y la constante depresión que antes definía su día a día. Con una mente más positiva, la protagonista se estrena como productora en un informativo de televisión, se mantiene en forma yendo al gimnasio y desarrolla una vida social más plena. Pero, como es habitual en la vida de Jones, esta felicidad se ve interrumpida cuando recibe una noticia que cambia su mentalidad por completo: está embarazada. Esta novedad no es la única preocupación de la protagonista pues, en su cabeza, existe dos posibles padres de la criatura.

Protagonistas:

Colin Firth, Renée Zellweger, Patrick Dempsey

Director/a:

SHARON MAGUIRE

Género:

Comedia

País de Origen:

Reino Unido

Renée Zellweger vuelve a su clasico personaje en El bebe de Bridgite Jones, la cinta en la que la heroina queda embarazada, aunque no esta segura quien es el padre de la criatura, si Jack con quien tuvo un romance pasajero o Darcy con quien protagonizo un reencuentro amoroso. Para colmo, ambos hombres quieren hacerse cargo y esto deriva en un impensado y bizarro triangulo.
La Bridget de esta cinta mantiene la escencia que la hizo carismatica y unica. Aunque la interpretacion de Zellweger la presenta a su manera, mas madura y cerebral. Patrick Dempsey, gran eleccion como el caballero ingles que irrumpe en la vida de la mujer y Colin Firth aporta estilo y nostalgia. Con momentos que homenajean a las anteriores peliculas y un ritmo narrativo que hacen ligeras las dos horas de metraje, el filme es tan divertido, tan ingles en su humor y tan clasico que no desentona para nada con sus predecesores. A pesar de los 15 años que la separan con la anterior cinta de la saga, la trama encaja perfecta, cual pieza de rompecabezas y resultara obligatoria para toda una generacion que crecio y se enamoro al ritmo de la compradora Bridget.

Volver