LA VIGILANTE DEL FUTURO: GHOST IN THE SHELL

Basado en el aclamado manga de ciencia ficción, la trama sigue la vida de la mayor Motoko Kusanagi, la única hibrida cyborg-humana, que lidera la sección policial número 9. Dedicada a detener a los criminales más peligrosos y extremos, la sección 9 deberá enfrentarse a un enemigo cuyo único objetivo es liquidar los avances de Hanka Robotic´s en cibertecnología.

Protagonistas:

Scarlett Johansson, Juliette Binoche, Pilou Asbæk, Michael Pitt, Takeshi Kitano

Director/a:

RUPERT SANDERS

Género:

Ciencia Ficcion

País de Origen:

USA

La historia se desarrolla en un Japón futurista. Mayor (Scarlett Johansson), pertenece a un grupo de élite cuyo objetivo es luchar contra el ciberterrorismo y los crímenes tecnológicos. Pero no es una mujer cualquiera, tras haber sufrido un ataque en una peligrosa misión, su cuerpo ha quedado dañado y, ante la imposibilidad de salvarlo, ha sido sometida a una operación quirúrgica para trasplantar su cerebro en un androide. Este nuevo cuerpo artificial le permite ser capaz de realizar hazañas sobrehumanas.

Rupert Sanders, dirige un filme que parece salido de los fotogramas de un anime nipón. La tecnología y el uso de CGI en los escenarios, las secuencias de acción y un gran numero de personajes robóticos, resultan sorprendentes.

La trama es rebuscada, laberíntica y demasiado "tech", lo que genera por momentos baches argumentarles que atentan contra el ritmo general, que sin dudas gana mucha intensidad en las escenas de combates cuerpo a cuerpo y balaceras.

Johansson esta espléndida. Su mirada, su andar y sus movimientos inhumanos son creíbles. Además y no es un dato menor, luce su físico y curvas en plenitud en casi todo el largometraje. Quizás el tono melancólico que presenta en algunos momentos del filme (los clásicos conflictos del robot con sentimiento, que ya hemos visto en infinidad de títulos sobre la Inteligencia Artificial) resultan anticlimaticos. Pero más allá de eso, esta conjunción de su "Black Widow" con "Lucy" es más que tentadora.

A pesar de que el filme se vale de efectos digitales en casi toda su puesta, también tiene lugar a lo largo del metraje un "momento Kitano" interpretado por el famoso director/actor japonés que recuerda a la vieja escuela de filmes de acción de su factoría.

La dirección de arte es deslumbrante, a pesar de que hay exceso en la utilización de unas publicidades holograficas gigantescas, que de tan reiterativas terminan fastidiando. Pero mas allá de eso, el clima general remite a Blade Runner, en una correcta fusión de tecnología y sordidez.

Los fanáticos del anime original quizás encuentren más peros a esta versión bastante libre, pero el publico de ansias pochocleras, la disfrutará y será testigo de una muestra de ciencia ficción moderna, original y efectiva.

Volver