MI VILLANO FAVORITO 3

A Gru lo han despedido. Se ha quedado sin trabajo porque ha dejado escapar al supervillano Balthazar Bratt. Bratt fue una estrella infantil de los años 80 protagonista de una serie donde interpretaba a una joven mente criminal que utilizaba una combinación entre técnicas de baile pop, artes marciales y juguetes de alta tecnología. Pero, con la llegada de la pubertad lo perdió todo y ha estado creando el caos en todo el planeta.

Claro que ahora, Gru se enfrenta a otros problemas. Y es que va a conocer a su hermano gemelo Dru, un multimillonario igualito que él, pero con pelo largo y rubio que viste de blanco. Dru es excéntrico y extrovertido y Gru, aunque con sentido del humor, sigue siendo un cascarrabias. Además, ahora Gru tendrá que decidir si está listo para continuar la tradición familiar de dedicarse al crimen, y unirse a su hermano para llevar a cabo un último golpe. Aunque ha dejado esa vida atrás… ¿volverá a convertirse Gru en un villano?

Protagonistas:

Steve Carell, Kristen Wiig, Trey Parker

Director/a:

PIERRE COFFIN, ERIC GUILLON y KYLE BALDA

Género:

Animación

País de Origen:

USA

En esta tercera entrega Gru debe enfrentarse a un supervillano llamado Balthazar Bratt, una ex-estrella infantil caído en desgracia tras crecer, que clama venganza ante el olvido del publico y los productores de Hollywood. Como si esto fuera poco, el calvo villano también deberá lidiar con su hermano gemelo Dru, un multimillonario excéntrico que intenta continuar la tradición familiar dentro del mundo del mal.

A esta altura del partido, decir que una película animada es técnicamente impecable, no debería ser un valor a destacar. Los recursos del genero han avanzado tanto, que es lo mínimo que uno espera de una producción fílmica de un estudio como Ilumination (lo mismo le cabe a Dreamworks o Pixar)
Por eso, en estas cintas animadas destinadas a la gran audiencia hay que urgar en el argumento y los recursos narrativos para saber si esta por encima de las expectativas. Y en Mi Villano Favorito 3, el resultado es agridulce. Por un lado hay muy buenos nuevos personajes: el "maloso" principal es una parodia retro/pop a las estrellas infantiles que se niegan a crecer; y el hermano gemelo de Gru, es encantador, bizarro y un muy buen complemento. El Yin y el Yan (por algo visten de blanco y negro) de la villanía animada.

Por otra parte, el guión despliega demasiadas subtramas que distraen (sobre todo teniendo en cuenta que está destinada a un publico menudo) y Los Minions, son utilizados para los momentos de comicidad física pero sin peso especifico en el desarrollo de la historia.

No todos los chistes funcionan, (los pueblerinos castizos, vecinos de Dru, tienen algunos momentos divertidos) y obviamente no es tan original e innovadora como la primera parte.

Pese a que las escenas de acción lucen espectaculares, y la banda de sonido apela a la nostalgia, da la sensación de que las ideas se están agotando y que los productores deberían comenzar a despedir al personaje principal antes de que deje de ser el Villano Favorito de la audiencia.

Volver