SHAME, SIN RESERVAS

Brandon es un neoyorquino de treinta y pico de años con dificultades para la intimidad con las mujeres pero al mismo tiempo es adicto al sexo y tiene relaciones compulsivamente. En general, siempre citas ocasionales o romances condenados al fracaso de antemano. Cuando Sissy, la caprichosa hermana menor de Brandon y una prometedora cantante, aparece en su casa sin previo aviso y se instala allí, su estilo de vida tan particular y aislado, colapsa y al mismo tiempo, afloran recuerdos del doloroso pasado familiar en común. Tratará de escapar de los reclamos de su hermana y de las memorias que le trae, hundiéndose en lo más oscuro de Nueva York. Si el tema de Hunger (2008), la exitosa ópera prima de Steve McQueen era la huelga de hambre del militante irlandés, Bobby Sands, un hombre preso; Shame, es el análisis de un personaje que, si bien goza de todas la libertades, convierte a su cuerpo en su propia prisión. Shame es una irresistible y oportuna reflexión sobre la naturaleza de la necesidad, sobre los diferentes modos de vivir la vida y las experiencias que marcan la existencia de una persona.

Protagonistas:

Michael Fassbender, Carey Mulligan, James Badge Dale, Nicole Beharie, Rachel Farrar, Lucy Walters, Mari Ange Ramirez, Alex Manette, Hannah Ware, Elizabeth Masucci

Director/a:

STEVE MCQUEEN

Género:

Drama

País de Origen:

USA

El director Steve McQueen logra en este su segundo largometraje, un verdadero ensayo fílmico sobre la complejidad humana, contando para ello con las fascinantes actuaciones de Michael Fassbender y Carey Mulligan. Jugada desde lo estético, con escenas sexuales perturbadoras, es una cinta de tono independiente, sórdida, agobiante, erótica, alejada de los cánones del cine industrial. Una obra de autor cruda e irresistible.

Volver