TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN

La película está basada en la premiada novela de Lionel Shriver publicada en 2003 que recibió premio Orange de ficción en 2005. Un libro que había suscitado fuertes polémicas, convirtiéndose en un best-seller internacional que consagró a su autora. La autora es norteamericana pero reside en Londres, luego de haber vivido en variados lugares del mundo como Nairobi o Bangkok. Está protagonizada por Tilda Swinton, quien ha recibido varios premios internacionales por su interpretación de Eva, esta mujer satisfecha consigo misma, autora y editora de guías de viaje. Casada desde hace años con Franklin (John Reilly), un fotógrafo que trabaja en publicidad. Ella decide, con casi cuarenta años y tras muchas dudas, tener un hijo. Así nacerá Kevin (Ezra Miller). Sin embargo, ya desde el principio, empiezan a surgir dificultades en la infancia desde este niño tan particular. La historia, llevada adelante con una narrativa vanguardista y original, se centra en la visión de esta madre de un adolescente sumamente conflictivo, que desde el inicio sabemos que ha cometido el asesinato de sus compañeros de secundaria. Eva intenta atravesar el duelo y los sentimientos de responsabilidad por las acciones de su hijo. Y hallar algún tipo de explicación frente a tanta destrucción: ¿alguna vez quiso realmente a su hijo?, ¿cuánto de las acciones de Kevin fueron culpa de ella

Protagonistas:

John C. Reilly, Tilda Swinton, Ezra Miller, Siobhan Fallon, Jasper Newell

Director/a:

LYNNE RAMSAY

Género:

Drama

País de Origen:

Reino Unido

TILDA SWINTON en una performance magistral, da vida a una progenitora con culpa, que se replantea cuan responsable es por la atrocidad que su hijo cometió. Es una cinta incomoda, por las tesis que aborda, un argumento políticamente incorrecto en el que se plantea la ausencia del instinto maternal.
La directora escocesa LINNEY RAMSAY elige escenarios opresivos y minimalistas para narrar esta pesadilla contemporánea, que no dejara a ningún espectador indiferente.

Volver